Santander

Rutas del vino Santander

Santander es una ciudad en la que es complicado equivocarse y entrar a un sitio en el que se coma mal. Desde el Marucho, La Bombi, El Gele, El Cañadío, El Galeón para comer o cenar, hasta  El Tívoli  o el Machi para las rabas, hay una ruta gastronómica inmensa y suculenta para una ciudad tan pequeña.

 Me encanta que, al no haber grandes distancias, se pueden hacer muchos planes en un día y con distinta gente. Desayunar, ir de compras, tomar el aperitivo, cruzar la bahía para comer en Somo, ir a la playa, tomar el helado en Regma, unos vinitos after work, pasear, e ir a cenar… Y rematar con un Gin tonic bien servido. Sí, todo esto en un solo día. ¡Y sin subirse a un coche!

Ven con apetito a Santander y serás feliz, además no te sentirás culpable porque puedes dar largos paseos junto al mar con vistas maravillosas. 

A mí me encanta desayunar con mi perra Robín en sitios dog friendly como Santa & Co o el Museo de la Música,  y dar largos paseos con ella hasta El Palacio de la Magdalena. Si llueve cambio el paseo por una jornada de ‘mireo’ de tiendas, con parada estratégica en el Café Comercial para un vinito y pincho de tortilla. Para Robin es parada obligatoria. Otra ventaja para mi son los planes improvisados porque te encuentras por la calle a los amigos, las quedadas con la pandilla, la playa en invierno… Es Home sweet Home. Un mito es que en Santander siempre llueve ( aunque llevamos un febrero…).

Recuerdo las vacaciones jugando en la playa de la Magdalena, donde mi yayo tenía un chiringuito los tres meses del verano. Yo me sentía libre, la dueña de la playa. Y también forma una parte muy importante de mi vida el Club Parayas, donde hacíamos deporte.

Si te animas a venir no te vas a sentir como un invitado, te sentirás parte de la ciudad. Aquí no tenemos los menús para  ‘guiris’ y para los de casa. Tenemos una ciudad para disfrutarla nosotros y que cuando vengas, la disfrutes igual.

Somos menos efusivos que en el sur pero cuando haces un amigo lo haces para siempre. 

Y encima te queda la provincia para seguir. Pero eso… Eso ya es otra historia”.

Marta Hazas

Actriz

Últimos Post de Rutas del vino Santander

La Semana Grande de Santander

Si Santander es sinónimo de buen comer y tranquilidad, durante la última quincena del mes de julio, menos mal que seguirán dándonos muy pero que muy bien de comer, porque lo de la tranquilidad, se dejará para otra ocasión.   ...

Restaurante Chiqui

Avda. Manuel García Lago 9. Ver mapa. El Restaurante Chiqui es uno de los más reconocidos de la gastronomía de Santander y Cantabria. El Club de Calidad, La Guía Michelín y La Guía Campsa son algunas de las entidades que avalan un...

COMPARTIRShare on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


9 − siete =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>