Santander.Cabezudos

La Semana Grande de Santander

Conciertos GRANDE

Si Santander es sinónimo de buen comer y tranquilidad, durante la última quincena del mes de julio, menos mal que seguirán dándonos muy pero que muy bien de comer, porque lo de la tranquilidad, se dejará para otra ocasión.

 

Este año a la “Semana Grande”, del 19 al 25 y su música en Grande, que reunirán en esta ciudad costeña al local David Bustamante, Juanes, Pablo Alborán, la esperada gira de 30 aniversario de Los Hombres G y, para concluir, a Maldita Nerea, si te apasiona la música nacional estás de enhorabuena. A los cinco días de concluir el primero, comienza un segundo festival, este ya sí, con el clásico formato de tres días en los que en la Campa de la Magdalena, la música será protagonista. El Santander Music 2015.

Un puente entre julio y agosto cargado de Indi-Pop junto al mar.

santander-music-festival-30-08-01-09-2015

Pero como no solo de música viven las fiestas patronales y el estío, con motivo de la festividad de Santiago (25 de Julio), la Semana Grande de Santander incluye infinidad de actos y festejos. Destacar la Feria Taurina de Santiago, la Feria de Día así como las gigantillas y numerosas actuaciones de orquestas en diferentes puntos de la ciudad. Con música que poco o nada tendrá que ver con la programada en los eventos anteriormente nombrados.

¿Sabías que al igual que en Pamplona, las fiestas de la capital de Cantabria comienzan con el lanzamiento de un chupinazo? Al momento, comienza la apertura de las casetas de bares, el desfile de las gigantillas y la inauguración de las ferias. Por si no lo sabías, las “Gigantillas” es el nombre que reciben los gigantes y cabezudos en la ciudad de Santander. En estas fiestas aparecen en el Chupinazo y en el día Grande.Santander.Cabezudos

 

Y para comer, podemos acercarnos por la “Feria de Día”, unas casetas gastronómicas repartidas por toda la ciudad, donde se ofrecen diferentes variedades de pinchos acompañados de bebida.  Pero si necesitamos desconectar un poco del bullicio y buscar algo de paz y sosiego (difícil durante unas fiestas en las que la población duplica su número), podemos retirarnos algo de la primera línea de combate y buscar el resguardo de los bares de la Ruta Bordón. Enfilar la calle Daoiz y Velarde, y como los héroes del 2 de Mayo, atrincherarnos detrás de la barra del Rampelay, del Ajero o del Mesón Goya y aprovisionarnos de pinchos y raciones mientras pedimos un par de copas de Rioja Bordón. Porque, aunque el verano y las fiestas son una delicia, con Rioja bordón la vida sabe mejor.

COMPARTIRShare on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


dos + = 8

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>